Seleccionar página
De la idea a la realidad

Desde hace varias generaciones, las creciones e innovaciones en Eschlböck están dirigidas al sector agricola. La iniciativa parte de un campesino de la región de Eschlbach, municipio de Prambachkirchen que fundó en 1956 una empresa dedicada al desarrollo y fabricación de maquinaria agrícola.

Un autocargador fue la patente de éxito del fundador de la empresa, hoy, jefe de la compañía, Rudolf Eschlböck. En 1978, creo las primeras máquinas para astillar madera. De su casa paterna heredó la gran responsabilidad por sus empleados. Gracias a su espíritu creador y al trabajo de un personal cualidiado, el negocio familiar se puso a la cabeza en innovación en la fabricación de astilladoras.

La mayor oferta de astilladoras de europa

Bajo el nombre comercial de Biber, Eschlböck fabrica hoy en día una gama completa que abarca desde astilladoras pequeñas destinadas al cuidado del jardín, hasta grandes máquinas para uso industrial. Eschlböck es el único fabricante de europa que fabrica tanto astilladoras de disco con alimentación manual como de tambor, para astillar troncos a partir de 12 cm de diámetro y máquinas grandes para astillar troncos de 75 cm de grosor.

Biber – Un producto de éxito

En 1984 la empresa familiar Eschlböck creó la astilladora de discos Biber 5.  Una máquina capaz de producir igualmente una astilla gruesa de hasta 12 cm. de longitud como una astilla fina simétrica.  El modelo Biber 5 KL ha facilitado el cambio progresivo de la madera convencional a la astilla fina en las calderas automáticas de muchas comunidades, especialmente en la zona de Baviera y en Austria. En 2014 ya se habían fabricado y vendido más de 1700 unidades.

En 1992 Eschlböck lanzó al mercado la robusta astilladora de tambor Biber 7, con una boca de alimentación de 35 x 56 cm. Una astilladora con rotor abierto compuesto por discos con cuchillas separadas por parejas, que se convirtió en un ejemplo y referente en el mercado de las astilladoras.

En 1995 se vendió la primera astilladora Eschlböck de grandes dimensiones, la Biber 8 (hoy Biber 80 tras el cambio de nombre en el año 2001)

En el año 2004 Eschlböck desarrolla un sistema de seguridad que detecta la entrada de cuerpos extraños al interior de las cuchillas.

En 2008 Eschlböck se convirtió en un nuevo hito en tecnología de astilladoras con la creación del nuevo rotor combi para astilla fina y gruesa. Las nuevas series permiten producir una astilla fina exacta, por la que, desde hace décadas, son conocidas en el mercado las máquinas Biber, pero también, una astilla más gruesa destinada a un uso industrial.

En 2009, en vez de una construcción totalmente soldada, Eschlböck creó un nuevo rotor atornillado fabricado con materiales y fijaciones altamente resistentes al desgaste.

En el año 2015 se presentó la primera máquina de la línea Biber Powertruck. BPT es una línea perfecta de vehículos para el astillado. Con un chasis desarrollado especialmente por Eschlböck y transmisión a la astilladora, reúne el vehículo Biber Powertruck ambas características, una excelente movilidad sobre el terreno y una velocidad rápida capaz de alcanzar los 80 km/h.

Alimentación manual

Sobre camión